La Comisión Europea ha presentado recientemente una propuesta de modificación de la Directiva europea sobre los derechos de autor que se espera sea votada en el Parlamento Europeo a finales de año.

La propuesta contempla un artículo para obligar a los Estados miembros a incluir en su legislación una excepción a los derechos de autor que permita usos educativos sin tener que solicitar autorización a quienes posean la titularidad de estos derechos. La excepción sin embargo, es muy limitada: sólo es aplicable al profesorado y a estudiantes de centros de enseñanza, se limita a determinados usos digitales, y podrá no tener efecto si existen en el mercado licencias adecuadas de los y las titulares de los derechos o de entidades de gestión que permitan los mismos usos.

La asociación Communia (The International Association On the Digital Public Domain), ha lanzado la campaña “Let’s make copyright right for education”  (https://rightcopyright.eu/) para solicitar al Parlamento Europeo una visión mucho más generosa y abierta de la excepción.

Desde la Red de Bibliotecas Universitarias Españolas (REBIUN) se anima a las bibliotecas a adherirse a esta campaña dándole amplia difusión entre quienes trabajan en el mundo de la educación.