La malaria causa miles de muerte al día, muchas de ellas por no haberse diagnosticado a tiempo. Al mismo tiempo millones de personas juegan diariamente a videojuegos. El “científico antidisciplinar” Miguel Luengo-Oroz se le ocurrió utilizar los videojuegos para diagnosticarla. Para ello creó la iniciativa MalariaSpot en la Universidad Politécnica de Madrid que utiliza videojuegos y crowdsourcing para el diagnostico de imágenes de malaria, tuberculosis y otras enfermedades globales.

Los jugadores son “cazadores de malaria” que ayudan a diagnosticar esta enfermedad en linea.