Entre corchetes

Biblioteca del Área de Ciencias Sociales

Contra el acoso escolar (bullying)

Contra el bullying o acoso escolar

El drama que miles de niños y niñas sufren en las aulas ha saltado a los medios de comunicación. Las consecuencias del acoso escolar se han hecho visibles en periódicos y programas de televisiónNoticias tan tremendas y espeluznantes como el suicidio de jóvenes de once y trece años, generan un sano debate en la sociedad que nos permite plantearnos donde está el problema y de qué manera erradicarlo.

La presencia de las redes sociales y la inmediatez en la publicación de cualquier tipo de información, se convierten en un arma de doble filo en manos de niños y niñas acostumbrados desde su más tierna infancia al uso de dispositivos. El acceso de los jóvenes a las nuevas tecnologías cada vez se produce antes: uno de cada cinco menores de 11 años tiene perfil en una red social.

No obstante, culpar de estos comportamientos a la presencia de internet en nuestras vidas, sería mirar hacia otro lado y no buscar el origen de la cuestión. Está claro que el uso de los dispositivos debe ir acompañados de limitaciones, de un control parental y de un aprendizaje.  En este sentido, la magistrada Concepción Rodríguez, con más de quince años de experiencia en el tema, recomienda que los chicos y las chicas no tengan un móvil hasta los 16 años y hace hincapié en la necesidad de educar y reinsertar al acosador.

Informe de la UNESCO sobre el acoso escolar

En España, esta lacra del bullying afecta al 4 % del alumnado, según datos del Ministerio de Educación, que ha puesto en marcha este curso 2016-2017 un teléfono gratuito, atendido por psicólogos, que no deja huella telefónica. Según el último informe de la UNESCO,  Ending the Torment: Tackling bullying from the schoolyard to cyberspace (Poner fin al tormento: cómo abordar el acoso escolar, desde el patio del colegio al ciberespacio) un 34 % de los menores de entre 11 y 13 años dice haber sido acosado en los últimos 30 días y un 8 % de ellos dice sufrirlo a diario.  En la mayoría de los casos -“casi el 100%”, según el director de programas de ANAR, Benjamín Ballesteros- el acoso no termina cuando se sale de clase, continúa a través de las redes sociales.

Publicación sobre acoso del Ministerio de Educación.

Cuando los adultos advierten de los peligros de internet,  los adolescentes no suelen hacer caso. Por este motivo, son varios los centros donde se llevan a cabo distintos programas que pretenden concienciar a sus estudiantes.  Dos institutos de Barcelona, han creado proyectos en los que se involucran al resto de compañeros y compañeras. El primero tiene un equipo de ciberayudantes que rastrean los chats y los foros, y vigilan que no se produzca bullying. El segundo ha implantado la figura de cibermediadores, alumnos de 3º de la ESO (15 años) que son instruidos directamente por los Mossos d’ Esquadra y que transmiten lo que saben a los de 1º. «Cualquier iniciativa que no tenga en cuenta a los alumnos fracasará», sostiene Antonio Martínez, director de uno de estos centros.

La pauta de comportamiento que sostiene al acoso escolar o bullying, es la falta de respeto. Los acosadores y acosadoras se sienten fuertes frente al diferente, al que no respetan y humillan constantemente. El retrato robot es una adolescente a punto de cumplir los 12 años a la que sus acosadores molestan a diario. Su calvario dura normalmente más de un año. Son chicas que no van a la moda, con poca habilidad para relacionarse, con alguna discapacidad o un defecto físico. Al menos, así lo ven ellas mismas.

Según Irina Bokova, directora general de la Organización de la ONU para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO): “Muchas veces, la violencia en la escuela está reforzada por estereotipos ligados al género, la orientación sexual u otros factores que contribuyen a la marginación, como son la pobreza, la identidad étnica o el idioma”.

Vídeo “No te congeles ante el bullying realizado por el alumnado del I.E.S. La Guancha

Prevenir el acoso escolar es una labor que los padres deben comenzar en casa. “Deben educar en empatía a su hijo, a ponerse en el lugar del otro; es importantísimo que el pequeño se acepte cómo es y que se guste. Debe aprender a asumir sus defectos”, explica Silvia Álava, psicóloga, escritora y directora del área infantil del Centro de Psicología Álava Reyes.

Como parte de su campaña, 12 meses, 12 causas, Mediaset ha lanzado la campaña: “Se buscan valientes”, con un vídeo de El Langui donde se hace un llamamiento a los más jóvenes para que se posicionen del lado de la víctima tomando partido en la solución de estos abusos y acabando con el silencio cómplice que beneficia a los acosadores y acosadoras.

La Fundación ANAR, asociación que ayuda a niños y adolescentes en riesgo, dispone del teléfono 900 20 20 10, “número al que los estudiantes pueden llamar con toda la libertad y en el que se aconseja a las víctimas que den a conocer su situación a la familia y al entorno de amigos para que le puedan ayudar”, según explican en su web. El último informe de esta asociación, que data del 2015, arroja el tremendo dato de 369.969 peticiones de ayuda en toda España, de las que 25.000 referían a algún tipo de violencia escolar. Estos casos crecieron un 75% con respecto al año anterior.

ANAR ha implantado programas de convivencia  en 18 colegios a través del programa Buen Trato.  Lo novedoso de este proyecto es que convierte a los adolescentes en agentes activos de cambio en su comunidad educativa. Esto se consigue a través del empoderamiento de un pequeño grupo de alumnos que, apoyado por ANAR, se encarga de formar a sus iguales en el buen trato y ayudar a resolver algunos conflictos. Se produce así una espiral de formación que llega a todo el centro escolar.

Decir que el problema radica en la falta de respeto, implica reconocer que falla la educación, tanto la que se imparte en la escuela como en casa. Los insultos y las provocaciones son parte del circo mediático que día a día emiten las televisiones y las redes sociales, convirtiéndolo en algo tan habitual que puede parecer parte de la normalidad. Si el bullying es un problema social,  la sociedad está implicada en el problema y debe estarlo también en la solución.

Compartir:

Anterior

Congreso Internacional de Jóvenes Investigadores sobre la Unión Europea 2017

Siguiente

11 libros sobre acoso escolar (bullying)

1 Comentario

  1. Biblioteca de Ciencias Sociales

    Gracias IES Calero por unirte en esta lucha contra el “Acoso Escolar” y compartir con todos y todas los artículos de tus alumnos. Desde la educación se pueden borrar y corregir actitudes y comportamientos para llegar a tener unos buenos valores éticos.
    Saludos y Felices fiestas.

Deja un comentario

Biblioteca Universitaria



© Universidad de Las Palmas de Gran Canaria. Aviso Legal