El título es de estética necrófila o bisutería de la muerte: engalanando el devenir calavera.

 

Compartir: