1 MariaEl pasado enero falleció la alfarera de La Atalaya, María Guerra Alonso. Era la alfarera más antigua de Canarias, nacida y criada en el barrio de La Atalaya de Santa Brígida. El 15 de marzo de 2012 recogió el Roque Nublo de Plata que otorga el Cabildo de Gran Canaria, en reconocimiento de su larga y fructífera trayectoria como artesana del barro. Lamentablemente el consistorio municipal no llegó a nombrarla “Hija predilecta de Santa Brígida” a pesar de las propuestas al respecto.

María Guerra manifestó que la alfarería la vivió desde niña. “La mitad del tiempo estábamos en el horno, donde guisábamos el barro y hacíamos la loza. Traíamos la leña de Bandama. El oficio lo aprendí de niña. Allí trabajaba mi abuela y la mayoría éramos mujeres de la familia que aprendimos de ella. Yo siempre me ponía alrededor de las mujeres que venían a trabajar”.

En la colección de mdC “Voces y Eco” pueden ver una entrevista realizada a María Guerra Alonso y a su hermana Josefa en febrero de 2005 por María del Pino Rodríguez. Estas dos hermanas, alfareras de profesión, nos cuentan su proceso de aprendizaje, su infancia y cómo vendían (o intercambiaban principalmente por comida) su loza. Nos cuentan asimismo, de sus novios, la vida que llevaban y sus sacrificios para “sacar adelante la familia”, vendiendo loza, flores y desempeñando los más variados trabajos.

Compartir: