El próximo 9 de julio, el Parlamento Europeo votará sobre la abolición o no del derecho sin restricción a tomar y compartir fotos e imágenes de edificios públicos modernos. Esta nueva legislación sobre los derechos de autor restringiría la denominada libertad de panorama a usos no comerciales.

De esta forma, millones de imágenes de obras culturales modernas ubicadas en el espacio público dejarán de ser libres y, como consecuencia, no podrán permanecer en portales que las venían ofreciendo.

Un caso paradigmático es el de Wikipedia, premio Princesa de Asturias 2015, cuyos artículos están ilustrados gracias a la contribución de miles de personas que han aportado imágenes durante muchos años de trabajo. Por eso ha lanzado una campaña en contra de esta restricción y a favor de que la libertad de panorama sea universal y paneuropea.

Leer más

Ver noticia en TeleCinco.es: Multa por compartir una fotografía nocturna de la Torre Eiffel