(La Provincia. Diario de Las Palmas. María Jesús Hernández. 22/01/2019)

Panel de las patentes registradas en los últimos 30 años en la ULPGC, en la Patents Week Gran Canaria celebrada en el Museo Elder el pasado octubre. ANDRÉS CRUZ

La Universidad de Las Palmas de Gran Canaria registró el pasado curso 2017/2018 las primeras tres patentes internacionales en sus 30 años de historia. Empresas de reconocido prestigio mundial se interesaron por comprar dos proyectos en el área de las tecnologías médicas, y uno en el ámbito de la informática. Así lo indicó el vicerrector de Investigación, Innovación y Transferencia de la ULPGC, José Pablo Suárez Rivero, como ejemplo que define su política de transferencia científica, en la que prima el crecimiento en calidad.

“La transferencia de la investigación continúa dando valor a lo que producimos, lo cual contribuye a generar riqueza económica y social, una aspiración que estamos inculcando en nuestro tejido investigador. En 2017/2018 se registraron 9 patentes, 1 modelo de utilidad y 3 solicitudes internacionales de patente. Ya somos capaces de vender nuestra investigación a empresas de reconocido prestigio internacional como en el área de tecnología medica”, indicó Suárez Rivero.

La Universidad de Las Palmas tiene en la actualidad una plantilla de 1.585 investigadores, que incluye un elevado porcentaje del personal docente e investigador (PDI), así como investigadores contratados a través de convocatorias competitivas, y técnicos.

Los resultados alcanzados en el balance de patentes, sitúa a la ULPGC en una buena posición respecto al novedoso sistema de Sexenio de Transferencia de Conocimiento e Innovación que ha aprobado recientemente el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades. “En nuestra Universidad, 1.160 investigadores podrían acceder a este sistema de reconocimiento que ha impulsado el Ministerio. Un avance que hemos podido alcanzar gracias al esfuerzo de los Institutos y de los grupos de investigación que desarrollan la I+D+i como profesión universitaria”.

José Pablo Suárez también puso en valor la actividad que desarrolla el Parque Científico Tecnológico de la ULPGC, que en 2017 ha gestionado más de 350 convenios con entidades externas, “ejemplo de nuestra transferencia social”.

En este ámbito, el vicerrector de Investigación recalcó que, tras partir de cero en 1989 cuando se creó la Universidad de Las Palmas en materia de investigación, la apuesta por la transferencia ha hecho que en estos 30 años el balance sea de 117 patentes, “lo que nos sitúa en puestos europeos”.

Incremento

Otro de los aspectos más relevantes en materia científica en la ULPGC en el curso 2017/2018 es la mejora de la financiación, gracias a la apuesta del Ministerio de Ciencia, Investigación y Universidades, y al propio Cabildo de Gran Canaria, sobre todo en el área de I+D+i relacionada con la economía azul.

Dicho aumento del 6%, que equivale a 1.700.000 euros aproximadamente, junto a la política de optimización de los recursos puesta en marcha por el Vicerrectorado de Investigación, Innovación y Transferencia, ha permitido “implementar la investigación como servicio”. Esto se traduce en la puesta en marcha de una serie de acciones, como las ayudas puente, un plan de apoyo para el rescate y refuerzo de proyectos de I+D de las convocatorias estatales y del Gobierno de Canarias que, a pesar de estar bien evaluados, no obtuvieron financiación en su momento. De esta forma, la ULPGC ha rescatado más de 70 proyectos de investigación en todas las ramas de conocimiento, que a pesar de su valía sufrieron los estragos de la crisis económica.

También dicho incremento en financiación ha contribuido a poner en marcha una línea de apoyo para la contratación de investigadores a través de las convocatorias propias de la Universidad de Las Palmas. Esta iniciativa ha permitido subir la convocatoria anual de 15 becas predoctorales -contratos de excelencia de 4 años de duración-, a 25.

?Asimismo, el Vicerrectorado tiene previsto abrir una nueva línea de financiación para dotar de infraestructura científica a la Universidad. “La ULPGC lleva más de 10 años sin recibir un sólo euro para instrumentación y equipos científicos, y esto nos hace perder fuerza en pro de la modernidad”, indicó.

José Pablo Suárez apuntó al respecto que, a pesar de que Canarias es una de las comunidades autónomas que menos dinero destina a la Ciencia, el dinero captado por la ULPGC, sobre todo en convocatorias europeas, aunque también nacional e insular, les ha permitido crecer.

“Los resultados son buenos, pero si contáramos con más inversión, podríamos fichar a más talento nuevo y necesario, podríamos atender mejor a las empresas y podríamos triplicar nuestros proyectos en todos los sentidos. Hace 30 años apenas había investigación en la ULPGC, y ahora se nos conoce internacionalmente por nuestros resultados y por nuestros investigadores que día a día difunden y ejecutan proyectos de gran prestigio en alianza con otros países”, concluyó el vicerrector.

Compartir: