Aurelio González, director general de Cooperación y Patrimonio Cultural del Gobierno de Canarias, participó a finales del pasado mes de Marzo en el Pleno del Consejo de Cooperación Bibliotecaria celebrado a nivel nacional en Santander.

En él, se resaltó el auge del libro electrónico en las bibliotecas públicas y, ante ello, Aurelio dejó claro que el papel de las bibliotecas del siglo XXI debe ser fomentar la lectura y la escritura a través de actividades como el club de lectura, las tertulias con los escritores o los talleres de escritura. Razona este argumento a partir del aparente espacio libre que la ausencia de libros en papel deja en torno asistencia de los usuarios a la biblioteca. Así, las bibliotecas deben asumir un papel más activo en la sociedad de cara a sus ciudadanos, fomentando la participación en actividades relacionadas con la lectura e independientemente de que los fondos cambien de formato.

Esperemos que esta reflexión no se vea mermada en la práctica por los recortes económicos anunciados hace tan pocos días.

La noticia puede encontrarse en numerosas fuentes, entre ellas, en la web de La Bohemia.

Compartir: