El BOE del lunes 6 de febrero de este año publicó el Protocolo para proteger el derecho a la intimidad de los pacientes por parte de estudiantes y residentes en Ciencias de la Salud. El documento establece, entre otras medidas, la petición de consentimiento verbal al paciente para permitir que los estudiantes presencien visitas o intervenciones.

Si el paciente da el visto bueno “se reiterará su consentimiento en el caso de que se considerara adecuada la realización de algún tipo de exploración física, procedimiento clínico o intervención con fines formativos”. Eso sí, para evitar tener que ir preguntando todo el rato, se podrá solicitar un consentimiento global por un periodo de tiempo, no superior a 15 días.

Este debate no es nuevo como se publico en el periodico “El Pais” en mayo del 2003. Las razones de su aprobación pasan por un incremento sustancial del número de estudiantes y residentes relacionados con las Ciencias de la Salud que se forman o realizan prácticas en las instituciones sanitarias. Asi como por la presión ejercida por entidades como el Defensor del Pueblo o la Comisión de Recursos Humanos del Sistema Nacional de Salud.

Compartir: