Silbo, el droide de 2.4 m. y 70 kg. de peso que salió de Islandia el pasado 23 de junio navega en dirección N-S hacia Canarias. Seguimos la peripecia a través de su blog en el que podemos ver cómo el gran dolor de cabeza para los investigadores que controlan los movimientos de Silbo no son los percebes que podrían lastrarlo y que, por el momento, no han hecho acto de presencia, son las tormentas laterales a la navegación (W-E) las que distorsionan el modelo de predicción: ¡31 tormentas en 90 días, toca a 1 tormenta cada 2 días y medio. Las más importantes han sido Katia e Irene. Pero ahí reside lo interesante, tomar datos del efecto de estas tormentas sobre el océano y la columna de agua hasta 1000 m, esto nunca se habia hecho ya que los anteriores droides de similares  características e instrumentación navegaban a menor profundidad, eso  y lograr emerger en medio de Katia con  olas entre 6 y 9 m (domingo 11 de septiembre a las 07.00 am).

 Hay que decir que todos los datos son públicos  y que la financiación ha venido de la empresa propietaria del glider,  Teledyne Webb Research. Canarias todavía está muy lejos, a 1.900 Km,  pero este planeador submarino está demostrando poseer una fortaleza fuera de lo común. Esperamos que la expedición continúe siendo todo un éxito. Eso le deseamos a todo el equipo que está trabajando en este proyecto y especialmente a los investigadores de la ULPGC, la división de robótica y oceanografía computacional del Instituto Universitario de Sistemas Inteligentes y Aplicacíones Numéricas en la Ingeniería (SIANI), liderados en esta campaña por el profesor de la Facultad de Ciencias del Mar, Antonio Juan González Ramos.

Si quieres conocer algo más sobre los viajes de estos pequeños ingenios submarinos asiste hoy, jueves 15 de septiembre, a la Charla que dentro del ciclo “Jueves en alta mar”  impartirán Antonio Juan González Ramos  (ULPGC) y Darío Sosa (PLOCAN),  en el Mojo Club (Plaza de la música, junto al Alfredo Kraus) en la que nos hablarán de este y otros viajes comos los 7409 km que recorrió Scarlet Knigth el pasado año.

Compartir: