Esta es la conclusión del El laboratorio Contemporáneo de Fomento de la lectura (LCFL) de la Fundación Germán Sánchez Ruipérez, que ha elaborado una ficha y un documento con un análisis cruzado sobre la consolidación de las mujeres en España como las más comprometidas no solo con la lectura literaria sino de los libros en general.

Los estudios identifican una diferencia entre sexos en cuanto a la composición de la población lectora de libros en el último año: el 57,6% de los hombres y el 66,5% de las mujeres leyeron libros.

Se detecta una tendencia hacia el crecimiento del liderazgo femenino: hace quince años la variable del sexo de la población no era significativa, hoy ya incide de forma determinante en la observación del comportamiento lector en España, como el nivel de estudios, el hábitat o la edad.

Compartir: