En el año 2009 la Biblioteca Universitaria crea su club de lectura La calma lectora, que surge como iniciativa del grupo de trabajo de Extensión y Marketing, quien se encarga del funcionamiento del club.

En su primera etapa la coordinación del club estuvo a cargo del profesor Oswaldo Guerra Sánchez, y más tarde contamos con la profesora Mónica Martínez Sariego.

Actualmente nuestro club lo coordinan los profesores y profesoras, Ángeles Mateo del Pino, Francisco Quevedo García, Ángeles Perera Santana, Salvador Benítez Rodríguez, Carmen Márquez Montes y José Luis Correa Santana. En ocasiones, colaboran con el club personas relacionadas con el mundo de la literatura y las letras.

La misión fundamental de la Biblioteca Universitaria es, además de facilitar el acceso a los recursos, colaborar en los procesos de creación del conocimiento, y consideramos que la lectura compartida no sólo forma personas con mayor autonomía y creatividad en todas las ramas del saber, sino que ayuda a desarrollar el pensamiento crítico.

El nombre del club fue tomado de dos de las esculturas que encontrarás en el Edificio Central de la Biblioteca Universitaria, La calma y La lectora, que se han convertido en un símbolo que nos identifica. Ambas esculturas fueron realizadas por Ana Luisa Benítez, artista grancanaria de reconocido prestigio internacional.

Decálogo de la “La calma lectora”

  1. Para asistir a los libro forum no es necesario pertenecer a la comunidad universitaria.
  2. El acceso es libre y gratuito.
  3. La participación en el debate es siempre voluntaria.
  4. Las reuniones son para compartir las opiniones sobre la lectura correspondiente.
  5. En la Biblioteca Universitaria siempre encontrarás un mínimo de ejemplares de cada lectura.
  6. Aunque no hayas podido leer el libro o parte de él, te animamos a participar en el encuentro, la experiencia de quienes participan normalmente nos reengancha.
  7. Si bien no es necesario acudir a todas las reuniones, la asistencia habitual enriquecerá a las personas que participen.
  8. En cada sesión habrá un coordinador o coordinadora, que moderará tiempos y turnos de palabra, y estimulará las intervenciones.
  9. Cuando sea posible, además de compartir la lectura con otras personas de nuestro entorno universitario, se invitará a aquellas dedicadas a la escritura, la lectura, el mundo editorial, etc.
  10. Se fomentará la realización de actividades culturales complementarias orientadas a fometar la participación activa de las personas lectoras que asistan al club.