Un estudio de la Universidad George Mason señala que las personas que son interrumpidas mientras escriben por chat o emails, ofrecen textos de menor calidad

“ABC” / Madrid – Día 17/07/2014 – 13.04h
Comprobado: El Gchat afecta y daña tu trabajo
unpoquitodetodo/flickr/CC.
Un estudio desarrollado por investigadores de la Universidad de George Mason ha encontrado que las personas que son interrumpidas por chats, mensajes o emails mientras escriben, muestran textos de menor calidad comparados con aquellos que trabajan sin interrupciones.

La revista New Republic recoge este trabajo. Si bien existen muchos estudios sobre cómo las interrupciones inhiben la capacidad para llevar a cabo muchas tareas, esta investigación se ha querido enfocar en cómo las distracción afectan los trabajos creativos.

Para el experimento inicial, los investigadores reclutaron a 54 estudiantes y se les asignó que escribiesen un ensayo corto. A los voluntarios se les encargó que esbozaran el artículo en doce minutos y lo escribieran en otros doce minutos más. De forma aleatoria fueron sometidos a tres condiciones.

Por ejemplo, a algunos estudiantes se les dejó tranquilos y sin interrupciones durante toda la tarea. A otros candidatos se les interrumpió durante el proceso de planificación del artículo y otras personas fueron «molestadas» cuando escribían.

Los investigadores encontraron que los ensayos de las personas que fueron distraídas adrede eran de peor calidad y mucho más cortos. Los estudiantes que no fueron molestados escribieron los mejores textos, con una extensión aproximada de 315 palabras,

Quienes sufrieron interrupciones durante la planificación escribieron cerca de 307 palabras. Y las personas que fueron perturbadas durante la fase de escritura, escribieron una media de sólo 282 palabras. En estos casos las interrupciones se hicieron cada tres minutos. Después se repitió el experimento con interrupciones al azar. Los resultados fueron similares.

Multitarea vs. interrupción

Señalan que cuando una persona regresa de una interrupción pasa a concentrarse en el mayor punto importante dónde dejó su texto, en vez de seguir el trabajo con fluidez. Los investigadores han querido hacer una diferencia entre lo que consideran una interrupción o ser una persona con multitareas (multitasking).

«Cuando haces multitareas, tú estás en control. La persona elige saltar por sí sola entre las asignaciones. Cuando te interrumpen, otra persona es la que estructura tu tren de pensamiento. Aunque parezca algo similar, en realidad son dos paradigmas completamente distintos», explica el investigador y coautor del ensayo, Cyrus Foroughi.

Destacan que desafortunadamente el Gchat (mensajería de Google que se usa en muchas oficinas) ó los SMS no cuentan como herramientas de multitarea. «Cada vez que un correo entra o un mensaje de texto es recibido, se pierde un poco de tiempo», explica la profesora de psicología, Deborah Boehm-Davis.

Los investigadores destacan que muchas personas piensan que se puede trabajar de forma productiva con todas estas interrupciones. La investigación que han realizado sugiere que no. «Apague su móvil. Desconecte las notificaciones de Twitter y de correo electrónico. Se puede sobrevivir sin ellos durante una o dos horas», recomienda Foroughi.

Compartir: