Foto de Agencia EFE

El Tribunal Superior de Justicia de Canarias analiza este asunto al examinar la multa de 53.000 euros impuesta por la Agencia de Protección del Medio Urbano y Natural de la comunidad autónoma a una empresa por una construcción en Guayedra (Gran Canaria), una multa que considera nula por defectos en la declaración del Parque Natural de Tamadaba.

La Sala de lo Contencioso Administrativo del TSJC recuerda que el Tribunal Supremo ha fallado en casos similares que la declaración de un parque o reserva natural deviene nula si no se tramita en el plazo de un año el correspondiente Plan de Ordenación de los Recursos Naturales.

El TSJC sostiene ensu sentencia que no solo la declaración del Parque de Tamadaba “perdió su vigencia y validez” desde que entró en vigor la Ley 4/1989 de Conservación de Espacios Naturales de 1989, sino que esa situación no ha sido subsanada con posterioridad por la comunidad autónoma en su legislación, y afecta a más parques de la misma.

El fallo no va más allá de revocar la multa a la empresa sancionada, pero la Sala incluye en sus fundamentos jurídicos una afirmación que cuestiona los parques naturales canarios en su conjunto.

En consecuencia, debemos terminar por afirmar la invalidez y falta de eficacia de la declaración del Parque Natural de Tamadaba, como la de aquellos Parques y Reservas recogidos en las normas canarias que hemos citado (la Ley de Espacios Naturales de Canarias de 1994 y su posterior texto refundido), por cuya razón los actos administrativos o normas de desarrollo de tales inválidas declaraciones devienen nulos“, asegura el TSJC.

Puedes consultar la noticia completa en EFE Verde.

Compartir: