Los Archivos Nacionales británicos, con motivo del centenario del inicio de la Gran Guerra (1914-1918), han digitalizado y subido a internet 300.000 páginas con relatos de soldados británicos. Estos documentos estaban accesibles desde hace más de 50 años a disposición del público y de los historiadores en el Imperial War Museum de Londres. La meta es que a final de año estén digitalizadas la totalidad de los 1,5 millones de páginas que conforman el fondo documental.

Los archivos colgados son relatos de los oficiales en el campo de batalla en el frente occidental, en Francia y Bélgica.

En esta primera entrega se han colgado un total de 1.944 documentos digitalizados que cubren desde los primeros días de la guerra hasta el final de la contienda.

Los Archivos Nacionales han lanzado un llamamiento (“Operación Diario de Guerra: ¡Tu país te necesita!”) buscando voluntarios para leer esos cientos de miles de páginas y rastrear e introducir las etiquetas que permitirán realizar búsquedas más precisas entre cientos de miles de páginas y desmenuzar de verdad cómo esos oficiales vieron y describieron la I Guerra Mundial.

Compartir: