Según publica la revista Science, han sido localizados los restos humanos completos más antiguos de América ocultos en una de las cuevas inundadas (cenotes) de la península de Yucatán (México).

Naia, como ha sido apodado el esqueleto de 12000 años de antigüedad, sería una chica de unos 15 o 16 años cuando cayó en la cueva, entonces seca, y murió. Medía un metro y medio de altura y tenía los rasgos craneales y faciales característicos de los primeros americanos, notablemente diferentes de los actuales. Pero su ADN muestra su parentesco con los nativos americanos contemporáneos. Fue su antepasada, procedente de aquellas poblaciones que entraron desde Asia en el continente americano por la región (entonces emergida) del estrecho de Bering y se fueron extendiendo hacia el Sur. Así que no hubo oleadas diferentes de pobladores de diversos lugares, como sostenía alguna hipótesis.

Puedes leer e lartículo completo en la revista Science: http://www.sciencemag.org/content/344/6185/75

Compartir: