Autism Speaks, una de las fundaciones de investigación del autismo más importante a nivel mundial, y Google están colaborando en un proyecto que tiene como objetivo lanzar una de las mayores bases de datos genéticas del mundo a la que cualquier científico tendrá acceso.

Autism Speaks usará Google Cloud Platform para afrontar los retos que suponen gestionar, analizar y difundir la mayor biblioteca del mundo de información genética de personas con autismo y sus familiares. Esta biblioteca con información genética se inició con el programa Autism Speaks Ten Thousand Genomes Program (AUT10K).

Según el acuerdo firmado, Autism Speaks y Google han firmado un acuerdo por el que los primeros entregará a Google la secuenciación de 10.000 genomas completos y otros datos clínicos de niños con autismo y sus familiares directos (padres y hermanos) que la empresa del buscador alojarán en sus infraestructuras en la nube, proporcionando también las aplicaciones web necesarias para analizar los datos alojados (en más o menos un año esperan tener listo un portal en el que centralizarán todas las herramientas de análisis gracias al que los investigadores podrán estudiar mucho mejor la información).

Puedes consultar la página web de Autism Speaks para más información sobre el proyecto.

Compartir: