Halloween tiene un componente festivo, lúdico, que el Cine, la gran industria del entretenimiento, ha sabido aprovechar. Este año nos trae un remake del clásico de John Carpenter La noche de Halloween. La Mediateca no dispone de la peli original de 1978, pero hay un montón de títulos con los que pasar una noche -y un fin de semana- escalofriantemente divertida. Aquí van unas cuantas sugerencias.

Está claro que si Halloween se conoce también como Noche de Brujas, ellas deben encabezar nuestra selección. Dan mucho juego, sea como elemento  de dramas satánicos (La semilla del diablo, 1968, DVD 5572) o pseudohistóricos (La bruja, 2015, DVD 10618), sea protagonizando una comedia (Las brujas de Eastwick, 1987, DVD 1738), mejor si negra (Las brujas de Zugarramundi, 2013, DVD 9592).

Halloween igualmente es Noche de Muertos. Pero hay muertos y muertos. Los que adoptan forma de fantasma suelen ser los menos peligrosos, aunque nadie lo diría viendo Mamá (2013, DVD 9105) y La mujer de negro (2012, DVD 8521); thrillers psicológicos como El sexto sentido (1999, DVD 5117), Los otros (2001, DVD 3093) y El orfanato (2007, DVD 4762) les sacan mucho partido. Otro cantar son los muertos vivientes: Tim Burton puede hacer bromas macabras a su costa (La novia cadáver, 2005, DVD 4673; Sleepy Hollow, 1999, DVD 5736); pero no te gustaría tropezar con un Walking Dead (2010-…), sobre todo si es de los que corren (Guerra Mundial Z, 2013, DVD 9526); inocentes nos parecen hoy los zombis del visionario George A. Romero (La noche de los muertos vivientes, 1968, DVD 4663), pero recuerda que fue el padre cinematográfico de la criatura.

La trilogía clásica sigue siendo una apuesta segura. La creación suprema de Víctor Frankenstein ha pasado de aterrorizarnos (El Dr. Frankenstein, 1931, DVD 2627/2628) a dar risa (El jovencito Frankenstein, 1974, DVD 3780/3781) e inspirar lástima (Frankenstein de Mary Shelley, 1994, DVD 3126). Una metamorfosis parecida experimentó el mito del vampiro: mucho ha cambiado entre el Nosferatu de Mornau o el Drácula de Tod Browning, y la sorprendente apuesta de Déjame entrar; incluso, se permite el humor, aunque sea oscuro. ¿Y qué decir del hombre-lobo? Benicio del Toro protagonizó la última entrega reseñable (2010, DVD 3483) de un personaje con antecedentes sólidos (1941, DVD 3515/5320). ¿Que te apetece un chupasangres versus licántropos? Prueba la saga Underworld, comenzando por la cinta que le dio título (2003, DVD 6306). Y si buscas enfrentarte a una raza de mutantes-vampiros en un futuro postapocalíptico, te conviene ver Soy leyenda.

Que quede claro: una cosa son los monstruos clásicos, que hasta nos llegan a caer simpáticos, y otra muy distinta la legión de psicópatas y asesinos en serie que pueblan el cine del último medio siglo. Pregunta, si no, a las víctimas de las sagas Scream (1996-2011, DVD 10247), Saw (2004, DVD 5544) y Pesadilla en Elm Street (1984, DVD 10327; La nueva pesadilla de Wes Craven, 2004, DVD 10313), a los hermanos de La visita, a los cinco  adolescentes de La matanza de Texas (1974, DVD 4240), a las dos amigas de La última casa a la izquierda (2009, DVD 6292)…

La maldad manifestándose en un estadio de la vida que identificamos con la inocencia, es tema recurrente de varias películas: El otro (1972, DVD 4791) y La otra hija (2009, DVD 4789) indagan en la figura del doble; La profecía (1976, DVD 5145) proporciona la dosis demoniaca definitiva. De adolescentes de cuidado trata Los chicos del maíz (1984, DVD 2054); y de las venganzas que son capaces, Some Kind of Hate (2015, DVD 10855) o la Carrie de Brian de Palma (1976, DVD 1909). Tampoco se queda atrás la protagonista de una posesión demoniaca prenatal (Expediente 39, 2009, DVD 10665). ¡Y  cuidado con los habitantes más jóvenes de esos pueblitos que aparentan tranquilidad! (El pueblo de los malditos, versión original de 1960, DVD 5173; remake de John Carpenter en 1995, DVD 5162).

Siempre esconden algo inquietante: un cementerio (Poltergeist, 1982, DVD 5070), un espíritu diabólico (Paranormal Activity, 2007, DVD 4874), quizá un pasado inconfesable (Al final de la escalera, 1980, DVD 8092). La casa puede antojarse maligna por sí sola (El resplandor, 1980, DVD 5356/5358) o acoger un ritual slasher (La cabaña en el bosque, 2012, DVD 9522), pero seguro que habrá sido, o será, el escenario de horribles sucesos (Sinister, 2012, DVD 10643).

El exorcista (1973, DVD 2939) marcó un antes y un después en este subgénero de terror. Fallen (1998, DVD 10642), Stigmata (1999, DVD 5839), o las dos primeras entregas del Expediente Warren (The Conjuring, 2013, DVD 10509; El caso Enfield, 2016, DVD 10605) exploran, a su manera, la senda que abrió la película protagonizada por Linda Blair.

Aquí importan el miedo y el asco que pueden dar los insectos y las “cosas raras” en general: desde las hormigas gigantes de La humanidad en peligro (1954, DVD 3593) a las primerizas ocurrencias de Guillermo del Toro (Cronos, 1993, DVD 2338; Mimic, 1997, DVD 4367), pasando por las vainas de La invasión de los ultracuerpos (1978, DVD 3692), la araña -o lo que sea- espacial de La cosa (1982, DVD 2297), el fallido experimento científico de La mosca (1986, DVD 4448/4449) y la inquietante atmósfera que transmite La niebla (2007, DVD 4586).

Es casi un género en sí mismo, que cuenta con ilustres precedentes en Onibaba (DVD 5798) y El Más Allá (DVD 4217/6437), ambas de 1964. Pero el J-Horror moderno no se concibe sin The Ring/El círculo (1998, DVD 2105, 2106) y Ju-On/The Grudge/El grito/La maldición y su interminable lista de secuelas, precuelas y remakes (2000-…, DVD 4130/10648/10654).

Los directores de nuestro país siempre se las han ingeniado para meter miedo con recursos modestos (Historias para no dormir, 1966-1982, DVD 331-336). Un ejemplo reciente es el de Jaume Balagueró y Paco Plaza, quienes armaron su pequeña revolución con el estreno del falso documental [•REC], origen de una saga con muchos sobresaltos e inevitable división de opiniones (2007-2014, DVD 10325).

Revisar las viejas películas de terror puede ser una experiencia maravillosa si las aceptas como lo que son: un producto de su época y, por tanto, sujetas a los valores y prejuicios, los logros y las limitaciones artísticas y técnicas de un tiempo concreto. El consejo sirve tanto si lo aplicas al horror mudo de El estudiante de Praga (1913, DVD 5847), El golem (1920, DVD 3237) o El gabinete del Doctor Caligari (1920, DVD 1027/3177), como a La momia de Boris Karloff (1932, DVD 4417/4418); o si prefieres el Doctor X de Michael Curtiz (1932, DVD 2630) al oficio artesanal de la factoría Hammer. Nada de lo que hoy llamamos cine de terror existiría sin aquellos trabajos pioneros.

En Halloween no puede faltar el cine para las personas más pequeñas de la casa. Cierto que los adultos terminan por apuntarse, y de ello dan fe estos tres éxitos de la animación: Los mundos de Coraline (2009, DVD 8549), Hotel Tansilvania (2012, DVD 9183) y Frankenweenie (2012, DVD 9217). Ahora bien, si estás cansado del enfoque anglosajón, queda el recurso a la colorida, enternecedora y musical Coco (2017, DVD 10871).

Compartir: